Menús de configuración en el Panel de Administración

Gabinete Psicopedagógico

Desde la acción relacionada principalmente a la planificación de procesos educativos y desde la planificación activa del menor, niño/a … queremos ofrecer una atención psicológica, y psicopedagógica personalizada.

Para ello actuamos desde diferentes enfoques, metodologías y principios teóricos que contribuyen al apoyo y modificación de distintas conductas para lograr el máximo bienestar.

Evaluación en:

  • TDAH: es un trastorno que se inicia en la infancia y se caracteriza por que el niño o adolescente presenta: dificultades para mantener la atención, exceso de movimiento o impulsividad. Se estima que lo padecen entre un 3% y un 7% de la población infanto-juvenil, lo que equivale aproximadamente a uno o dos niños por aula.
  • TDA: el núcleo principal de este trastorno consiste en una incapacidad para mantener unos niveles de atención de calidad suficiente para la realización de las tareas académicas. El niño presenta dificultad para concentrarse y suele aburrirse con una tarea iniciada, y al cabo de unos pocos minutos cesa en la actividad.
  • Dislexia: dificultad en el aprendizaje debido a problemas generados a la hora de reconocer palabras, de deletrear, en la capacidad ortográfica, en la comprensión lectora o en razonamiento matemático. Algunas manifestaciones pueden ser inversiones en la escritura y/o en la lectura, adiciones, repeticiones, escritura en espejo, vacilaciones omisiones de letras o alteración en el orden de la mismas. Pero no solo se van a encontrar este tipo de dificultades, sino que se añaden problemas de comprensión, de memoria a corto plazo, acceso al léxico, confusión entre izquierda y derecha, dificultades en las nociones espacio-temporal…

o   Disgrafia: dificultades en el trazo correcto de las letras, en el paralelismo de las líneas, en el tamaño de las letras, en la presión de la escritura…

o   Disortografia: dificultad para el uso correcto de las reglas ortográficas, errores que afectan a la palabra y no a su trazado o grafía.

o    Discalculia: dificultades de procesamiento de información numérica, aprendizaje de operaciones aritméticas y calculo correcto o fluido. Puede conllevar dificultades en el razonamiento matemático o del razonamiento correcto de las palabras.

Hay que tener en cuenta que el niño/a disléxico requiere de un gran esfuerzo a la hora de realizar tareas, como en la lectoescritura, por eso tiende a fatigarse, a perder concentración, a distraerse, y a rechazar este tipo de tareas. Muchas veces se tiende a clasificar este tipo de conductas como de desinterés y se presiona para conseguir mayor esfuerzo sin tener en cuenta el que ya está realizando.

Apoyo al estudiante en diferentes áreas como:

  • Apoyo escolar: brindamos ayuda individualizada a aquellos alumnos que estén desnivelados con respecto a la media, en el proceso de aprendizaje educativo. Les proporcionamos técnicas de cómo organizar su tiempo libre y le aplicamos programas para la estimulación de las habilidades de la inteligencia.
  • Dificultades de conducta: son aquellos problemas que presentan los niños y adolescentes que tienen dificultades para cumplir normas que son aceptadas por la mayoría.
    Entre las manifestaciones que pueden presentar están:
    • No se someten a la autoridad
    • Agresión física o verbal hacia los demás
    • No aceptan límites
    • Baja tolerancia a la frustración
    • Baja autoestima
  • Habilidades sociales: son un conjunto de hábitos o estilos (que incluyen comportamientos, pensamientos y emociones), que nos permiten mejorar nuestras relaciones interpersonales, sentirnos bien, obtener lo que queremos y conseguir que los demás no nos impidan lograr nuestros objetivos.
    También podemos definirlas como la capacidad de relacionarnos con los demás en forma tal que consigamos un máximo de beneficios y un mínimo de consecuencias negativas, tanto a corto, como a largo plazo.
    El concepto de habilidades sociales incluye temas afines como la asertividad, la autoestima y la inteligencia emocional. Destaca la importancia de los factores cognitivos (creencias, valores, formas de percibir y evaluar la realidad) y su importante influencia en la comunicación y las relaciones interpersonales.
  • Autoestima: Las creencias que tenemos acerca de nosotros mismos, aquellas cualidades, capacidades, modos de sentir o de pensar que nos atribuimos, conforman nuestra “imagen personal” o “autoimagen”. La “autoestima” es la valoración que hacemos de nosotros mismos sobre la base de las sensaciones y experiencias que hemos ido incorporando a lo largo de la vida. Nos sentimos listos o tontos, capaces o incapaces, nos gustamos o no. Esta autovaloración es muy importante, dado que de ella dependen en gran parte la realización de nuestro potencial personal y nuestros logros en la vida. De este modo, las personas que se sienten bien consigo mismas, que tienen una buena autoestima, son capaces de enfrentarse y resolver los retos y las responsabilidades que la vida plantea. Por el contrario, los que tienen una autoestima baja suelen autolimitarse y fracasar.

Las personas somos complejas y muy difíciles de definir en pocas palabras. Como existen tantos matices a tener en cuenta es importante no hacer generalizaciones a partir de uno o dos aspectos. Ejemplos:

o   Podemos ser muy habladores con los amigos/as y ser callados/as en casa.

o   Ser un mal jugador de fútbol no indica que seamos un desastre en todos los deportes.

o   Que no nos salga bien un examen no significa que no sirvamos para los estudios.

  • Relajación / ansiedad ante exámenes: La ansiedad es una emoción natural, presente en todos los humanos, que resulta muy adaptativa pues nos pone en alerta ante una posible amenaza; cuando la ansiedad se manifiesta en niveles moderados facilita el rendimiento, incrementa la motivación, sin embargo, a veces se vive como una experiencia desagradable (emoción negativa), especialmente cuando alcanza una elevada intensidad, que se refleja en fuertes cambios somáticos, algunos de los cuales son percibidos por el individuo; además, esta reacción, cuando es muy intensa, puede provocar una pérdida de control sobre nuestra conducta normal.
    La ansiedad ante los exámenes es una reacción de tipo emocional de carácter negativo que se genera ante la expectativa creada por la inminencia o presencia de un examen y que muchos estudiantes la perciben como una amenaza para la persona.
    En general los exámenes son situaciones estresantes que son percibidos por muchos estudiantes en función de apreciaciones subjetivas como amenazantes y en consecuencia productoras de ansiedad.
    No todos los estudiantes sienten miedo ante los exámenes por las consecuencias que se derivan de un mal resultado, y en consecuencia viven estos momentos con la preocupación de mantener la responsabilidad de hacerlo bien, pero sin ese grado de sufrimiento y ansiedad que cuando se dar a niveles muy elevados puede interferir en la salud de los alumnos/as.
  • Orientación vocacional: consiste en la ayuda técnica que se ofrece a la persona para que descubra su propia vocación; para que llegue a un mejor conocimiento y aceptación de sus características; y potenciales; de su propia realidad y del medio en el que ésta se desarrolla; y al logro de la capacidad de autodirigirse.
Copyright © Ceseduca. Todos los derechos reservados. Avisos legales